Curadora de muestras de artistas argentinos. Promotora de la educación por el arte, dictó talleres de plástica con objetivos sociales. Participó en la planificación, organización y ejecución de diversas actividades culturales de la ciudad y la zona.

Recibió distintos reconocimientos por su labor en el campo cultural. Fue esposa, compañera y modelo del pintor argentino Alberto Bruzzone por más de treinta años.

Desarrolló el proyecto museológico “Casa Bruzzone”, museo que dirige desde su creación hasta la fecha.